¿cuál es la zona alargada de un hueso largo?

¿cuál es la zona alargada de un hueso largo?

Hueso largo en el cuerpo humano

Los huesos del cuerpo humano varían considerablemente en cuanto a su tamaño y forma, y pueden clasificarse en función de estas características como planos, largos, cortos, irregulares, sesamoideos y suturales. Los huesos que son más largos que anchos se conocen como huesos largos, incluyendo el fémur, el húmero y las falanges de las manos y los pies.

A lo largo de esta lección, se analizará la diáfisis de los huesos largos junto con explicaciones sobre las estructuras adyacentes, las funciones más allá del soporte del esqueleto y el proceso de remodelación ósea con diagramas relevantes.

El desarrollo del feto en el primer trimestre se produce por etapas, con la formación de nuevos órganos cada cuatro semanas aproximadamente. Explore la línea de tiempo del primer trimestre y aprenda sobre la embriogénesis, la diferenciación celular, la organogénesis y la progresión del crecimiento de un embrión.

El epitelio ciliar es un tejido importante que se encuentra en varias partes del cuerpo y ayuda a la salud cotidiana. Explora qué es el epitelio ciliar y su función, su estructura mediante un diagrama, por qué es tan importante y dónde se encuentra.

Nombre del hueso largo

El tejido óseo difiere en gran medida de otros tejidos del cuerpo. El hueso es duro y muchas de sus funciones dependen de esa dureza característica. Las discusiones posteriores de este capítulo mostrarán que el hueso también es dinámico en el sentido de que su forma se ajusta para adaptarse a las tensiones. En esta sección se examinará primero la anatomía macroscópica del hueso y luego se pasará a su histología.

Un hueso largo tiene dos regiones principales: la diáfisis y la epífisis (figura 6.3.1). La diáfisis es el eje hueco y tubular que discurre entre los extremos proximal y distal del hueso. En el interior de la diáfisis se encuentra la cavidad medular, que en el adulto está llena de médula ósea amarilla. Las paredes exteriores de la diáfisis (corteza, hueso cortical) están compuestas de hueso compacto denso y duro, una forma de tejido óseo.

La sección más ancha de cada extremo del hueso se denomina epífisis (plural = epífisis), que está rellena internamente de hueso esponjoso, otro tipo de tejido óseo. La médula ósea roja rellena los espacios entre el hueso esponjoso en algunos huesos largos. Cada epífisis se une a la diáfisis en la metáfisis.  Durante el crecimiento, la metáfisis contiene la placa epifisaria, el lugar de alargamiento del hueso largo que se describe más adelante en el capítulo.  Cuando el hueso deja de crecer en la edad adulta temprana (aproximadamente entre los 18 y los 21 años), la placa epifisaria se convierte en la línea epifisaria que se ve en la figura.

Definición de hueso largo

Los huesos del cuerpo humano varían considerablemente en cuanto a su tamaño y forma, y pueden clasificarse en función de estas características como planos, largos, cortos, irregulares, sesamoideos y suturales. Los huesos que son más largos que anchos se conocen como huesos largos, incluyendo el fémur, el húmero y las falanges de las manos y los pies.

A lo largo de esta lección, se analizará la diáfisis de los huesos largos junto con explicaciones sobre las estructuras adyacentes, las funciones más allá del soporte del esqueleto y el proceso de remodelación ósea con diagramas relevantes.

El desarrollo del feto en el primer trimestre se produce por etapas, con la formación de nuevos órganos cada cuatro semanas aproximadamente. Explore la línea de tiempo del primer trimestre y aprenda sobre la embriogénesis, la diferenciación celular, la organogénesis y la progresión del crecimiento de un embrión.

El epitelio ciliar es un tejido importante que se encuentra en varias partes del cuerpo y ayuda a la salud cotidiana. Explora qué es el epitelio ciliar y su función, su estructura mediante un diagrama, por qué es tan importante y dónde se encuentra.

Huesos cortos

El tejido óseo difiere en gran medida de otros tejidos del cuerpo. El hueso es duro y muchas de sus funciones dependen de esa dureza característica. Las discusiones posteriores de este capítulo mostrarán que el hueso también es dinámico en el sentido de que su forma se ajusta para adaptarse a las tensiones. En esta sección se examinará primero la anatomía macroscópica del hueso y luego se pasará a su histología.

La estructura de un hueso largo permite la mejor visualización de todas sus partes ([enlace]). Un hueso largo tiene dos partes: la diáfisis y la epífisis. La diáfisis es el eje tubular que discurre entre los extremos proximal y distal del hueso. La región hueca de la diáfisis se llama cavidad medular, que está llena de médula amarilla. Las paredes de la diáfisis están compuestas por hueso compacto, denso y duro.

La sección más ancha en cada extremo del hueso se llama epífisis (plural = epífisis), que está llena de hueso esponjoso. La médula roja rellena los espacios del hueso esponjoso. Cada epífisis se une a la diáfisis en la metáfisis, la zona estrecha que contiene la placa epifisaria (placa de crecimiento), una capa de cartílago hialino (transparente) en un hueso en crecimiento. Cuando el hueso deja de crecer en la edad adulta temprana (aproximadamente entre los 18 y 21 años), el cartílago es sustituido por tejido óseo y la placa epifisaria se convierte en una línea epifisaria.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos