¿qué diferencia hay entre mercado libre y regulado?

¿qué diferencia hay entre mercado libre y regulado?

lista de mercados regulados

Un mercado regulado (MR) o controlado es un sistema idealizado en el que el gobierno u otras organizaciones supervisan el mercado, controlan las fuerzas de la oferta y la demanda y, en cierta medida, regulan las acciones del mercado.  Esto puede incluir tareas como determinar a quién se le permite entrar en el mercado y/o qué precios se pueden cobrar[1] La mayoría de los mercados financieros, como las bolsas de valores, están regulados, mientras que los mercados extrabursátiles no suelen estar regulados en absoluto o sólo moderadamente[2].

Una de las razones para la regulación puede ser la importancia de la actividad regulada, es decir, que el daño sufrido en caso de que la industria falle sería tan fatal que los reguladores (gobiernos, legisladores) no pueden permitirse el riesgo. Esto incluye campos como la banca o los servicios financieros. En segundo lugar, es habitual que algunos mercados se regulen bajo el argumento de que son monopolios naturales, o que es muy probable que aparezca un monopolio si no hay regulación. Es fundamental evitar el uso indebido del poder del monopolio, ya que esto puede conducir a la prestación de servicios deficientes con precios muy elevados. Esto incluye, por ejemplo, el suministro de telecomunicaciones, agua, gas o electricidad[1][2] A menudo, los mercados regulados se establecen durante la privatización parcial de los activos de servicios públicos controlados por el gobierno.

ventajas de la economía de libre mercado

En economía, un mercado libre es un sistema en el que los precios de los bienes y servicios son autorregulados por compradores y vendedores que negocian en un mercado abierto. En un mercado libre, las leyes y las fuerzas de la oferta y la demanda están libres de cualquier intervención por parte de un gobierno u otra autoridad, y de todas las formas de privilegio económico, monopolios y escasez artificial[1] Los defensores del concepto de mercado libre lo contrastan con un mercado regulado en el que un gobierno interviene en la oferta y la demanda a través de diversos métodos, como los aranceles utilizados para restringir el comercio y proteger la economía local. En una economía de libre mercado idealizada, también llamada economía de mercado liberal, los precios de los bienes y servicios son fijados libremente por las fuerzas de la oferta y la demanda y se les permite alcanzar su punto de equilibrio sin intervención de la política gubernamental.

Los estudiosos contrastan el concepto de mercado libre con el de mercado coordinado en campos de estudio como la economía política, la nueva economía institucional, la sociología económica y la ciencia política. Todos estos campos hacen hincapié en la importancia que tienen en los sistemas de mercado existentes en la actualidad las instituciones normativas externas a las simples fuerzas de la oferta y la demanda, que crean un espacio para que esas fuerzas operen para controlar la producción y la distribución. Aunque el libre mercado se asocia comúnmente con el capitalismo en el uso contemporáneo y la cultura popular, el libre mercado también ha sido componente de algunas formas de socialismo[2].

diferencia entre mercado regulado y no regulado

En economía, un mercado libre es un sistema en el que los precios de los bienes y servicios son autorregulados por compradores y vendedores que negocian en un mercado abierto. En un mercado libre, las leyes y las fuerzas de la oferta y la demanda están libres de cualquier intervención por parte de un gobierno u otra autoridad, y de todas las formas de privilegio económico, monopolios y escasez artificial[1] Los defensores del concepto de mercado libre lo contrastan con un mercado regulado en el que un gobierno interviene en la oferta y la demanda a través de diversos métodos, como los aranceles utilizados para restringir el comercio y proteger la economía local. En una economía de libre mercado idealizada, también llamada economía de mercado liberal, los precios de los bienes y servicios son fijados libremente por las fuerzas de la oferta y la demanda y se les permite alcanzar su punto de equilibrio sin intervención de la política gubernamental.

Los estudiosos contrastan el concepto de mercado libre con el de mercado coordinado en campos de estudio como la economía política, la nueva economía institucional, la sociología económica y la ciencia política. Todos estos campos hacen hincapié en la importancia que tienen en los sistemas de mercado existentes en la actualidad las instituciones normativas externas a las simples fuerzas de la oferta y la demanda, que crean un espacio para que esas fuerzas operen para controlar la producción y la distribución. Aunque el libre mercado se asocia comúnmente con el capitalismo en el uso contemporáneo y la cultura popular, el libre mercado también ha sido componente de algunas formas de socialismo[2].

ejemplos de economía de libre mercado

En economía, un mercado libre es un sistema en el que los precios de los bienes y servicios son autorregulados por compradores y vendedores que negocian en un mercado abierto. En un mercado libre, las leyes y las fuerzas de la oferta y la demanda están libres de cualquier intervención por parte de un gobierno u otra autoridad, y de todas las formas de privilegio económico, monopolios y escasez artificial[1] Los defensores del concepto de mercado libre lo contrastan con un mercado regulado en el que un gobierno interviene en la oferta y la demanda a través de diversos métodos, como los aranceles utilizados para restringir el comercio y proteger la economía local. En una economía de libre mercado idealizada, también llamada economía de mercado liberal, los precios de los bienes y servicios son fijados libremente por las fuerzas de la oferta y la demanda y se les permite alcanzar su punto de equilibrio sin intervención de la política gubernamental.

Los estudiosos contrastan el concepto de mercado libre con el de mercado coordinado en campos de estudio como la economía política, la nueva economía institucional, la sociología económica y la ciencia política. Todos estos campos hacen hincapié en la importancia que tienen en los sistemas de mercado existentes en la actualidad las instituciones normativas externas a las simples fuerzas de la oferta y la demanda, que crean un espacio para que esas fuerzas operen para controlar la producción y la distribución. Aunque el libre mercado se asocia comúnmente con el capitalismo en el uso contemporáneo y la cultura popular, el libre mercado también ha sido componente de algunas formas de socialismo[2].

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos