¿qué países ocupan hoy lo que en el siglo xv era borgoña?

¿qué países ocupan hoy lo que en el siglo xv era borgoña?

wikipedia

«Pasó de ser un mero ducado a la maravilla de Europa Occidental gracias a su poderío económico, sus logros culturales y el uso de tecnología y tácticas militares avanzadas. La unidad única de los borgoñones es el Coustillier, una unidad de caballería que utiliza un poderoso ataque de choque cuando carga en la batalla» -Descripción

Históricamente, los borgoñones son una tribu germánica que se asentó en la Galia antes del colapso del Imperio Romano de Occidente y estableció su propio reino hasta que fueron conquistados por los francos e incorporados al Imperio franco. Aunque nominalmente eran vasallos de los reyes francos y posteriormente de los franceses, los borgoñones mantuvieron su independencia política y una cultura algo diferente; incluso se pusieron del lado de los ingleses durante la Guerra de los Cien Años. Esta independencia duraría hasta la asimilación de Borgoña a Francia a finales del siglo XV.

El Ducado de Borgoña estaba considerado como uno de los estados europeos más ricos gracias a su viticultura, que producía uvas y vino como lujos para los nobles y el clero borgoñón. Esto se refleja en su bonificación de civilización, en la que pueden investigar mejoras económicas una edad antes y en su tecnología única de la Edad del Castillo, los Viñedos de Borgoña, que permite a sus agricultores generar oro lentamente. Los borgoñones también eran monásticos, poniendo énfasis en su clero y su sacerdocio, y era uno de los principales centros culturales de Europa. Su bono de equipo en el que las reliquias también generan alimentos junto con el oro refleja la cultura monástica borgoñona.

¿fue borgoña parte de inglaterra?

La historia de Borgoña se remonta a los tiempos en que la región estuvo habitada sucesivamente por celtas, romanos (galorromanos) y, en el siglo V, por los aliados romanos, los borgoñones, pueblo germánico originario de Bornholm (Mar Báltico), que se instalaron allí y establecieron el Reino de los Borgoñones.

Posteriormente, la región se dividió entre el Ducado de Borgoña (al oeste) y el Condado de Borgoña (al este). El Ducado de Borgoña es el más conocido de los dos, ya que posteriormente se convirtió en la provincia francesa de Borgoña, mientras que el Condado de Borgoña se convirtió en la provincia francesa de Franche-Comté, que significa literalmente condado libre.

La situación se complica por el hecho de que, en distintas épocas y bajo diferentes circunstancias geopolíticas, muchas entidades diferentes han recibido el nombre de «Borgoña». El historiador Norman Davies ha comentado que «[p]ocos temas en la historia europea han creado más estragos que los resumidos por la frase ‘todas las Borgoñas'». En 1862, James Bryce recopiló una lista de diez de esas entidades, lista que el propio Davies amplía a quince, que van desde el primer reino borgoñón fundado por Gunther en el siglo V, hasta la moderna región francesa de Borgoña[1].

por qué borgoña era un poderoso rival de francia

Un gran enemigo y una Alianza Aulde dominan las ideas de la política exterior escocesa en la Edad Media.    Desde finales del siglo XIII hasta la Unión de las Coronas en 1603, las relaciones internacionales de Escocia parecen a menudo bastante bidimensionales, impulsadas por la animosidad hacia Inglaterra y, en consecuencia, por una alianza cambiante con Francia. Mi trabajo no pretende negar la importancia de estos dos factores, sino examinar más de cerca las conexiones entre Escocia y los Países Bajos de Borgoña entre 1384 y 1477.

Las influencias culturales de Flandes en Escocia pueden verse en la cultura visual, quizás de forma más llamativa en el panel del altar de la Trinidad. Esta imagen de Jaime III, su esposa Margarita de Noruega y su hijo, futuro Jaime IV, fue encargada a uno de los artistas más famosos de los Países Bajos, Hugo van der Goes (m. 1482). Las conexiones comerciales eran igualmente importantes, ya que la lana escocesa se comercializaba en Brujas al menos desde mediados del siglo XIII, y el Libro Mayor de Andrew Halyburton, «conservador de los privilegios de la nación escocesa», proporciona increíbles detalles sobre los tratos comerciales de los escoceses en Brujas en los años cercanos a 1500.

ducado de borgoña

Maekelberg, S. y De Jonge, K., 2018. La Corte del Príncipe en Brujas: Una reconstrucción de la residencia perdida de los duques de Borgoña. Historias arquitectónicas, 6(1), p.23. DOI: http://doi.org/10.5334/ah.227

La vida de la corte borgoñona era esencialmente nómada, al igual que la mayoría de las demás cortes de finales de la Edad Media y principios de la Edad Moderna, desde Francia hasta el Sacro Imperio Romano Germánico. La homónima «Corte del Príncipe» de Brujas (figura 1) formaba parte de una extensa red de residencias que proporcionaban alojamiento a la casa itinerante de la corte ducal. Esta red, centrada en un principio en París y Borgoña, se fue desplazando poco a poco hacia el condado de Flandes a partir de finales del siglo XIV, como una de las consecuencias del matrimonio de Felipe el Temerario con la heredera de Flandes, Margarita de Male. Durante el siglo XV, al ritmo de la expansión del dominio borgoñón en los Países Bajos por parte de Felipe el Bueno, se añadieron otros centros de gravedad a los flamencos. Bruselas, en el ducado de Brabante, acabó por convertirse en el más importante por su frecuencia y duración.1 Sin embargo, el palacio de Brujas, «borgoñón» desde la época del abuelo de Felipe el Bueno, siguió siendo muy importante. La importancia de la Corte del Príncipe se ve acentuada por varios acontecimientos clave que tuvieron lugar allí, como el matrimonio de Isabel de Portugal y Felipe el Bueno en 1429 y la fundación de la orden del Toisón de Oro en 1430. También fue el escenario del matrimonio de Margarita de York y Carlos el Temerario en 1468, tras lo cual la residencia perdió su importancia hasta que la propiedad fue vendida por Felipe II de España en 1576.2

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos