¿quién paga el sueldo de la concertada?

¿quién paga el sueldo de la concertada?

clasificación del sistema educativo en suecia

En determinadas condiciones, los estudiantes que asisten a un centro de enseñanza secundaria clásica o general en Luxemburgo pueden recibir una ayuda económica del Centro de Asistencia Psicosocial y Escolar (Centre psycho-social et d’accompagnement scolaires – CePAS): el subsidio para hogares con bajos ingresos.

Para solicitar la ayuda, hay que rellenar y firmar el formulario de solicitud y devolverlo al Servicio de Asistencia Psicosocial y Escolar (Service psycho-social et d’accompagnement scolaires – SePAS) del centro escolar en el que está matriculado el alumno, a más tardar el 31 de octubre del curso escolar para el que se solicita la subvención.

El Centro de Asistencia Psicosocial y Escolar (CePAS) o el Servicio de Asistencia Psicosocial y Escolar (SePAS) pueden solicitar cualquier otra información adicional o documento justificativo. El solicitante debe aportar todos estos elementos para que la solicitud sea tomada en consideración.

sistema educativo sueco para estudiantes internacionales

El sistema general de transferencia de financiación a cada Comunidad Autónoma se resuelve mediante un acuerdo multilateral entre los gobiernos regionales y el Estado, que garantiza, a través de una serie de mecanismos, la solidaridad entre territorios y un determinado nivel de gasto para la prestación del servicio público básico de la educación en todo el país.

La mayor parte de la inversión en educación es pública, representando un 87% del gasto total en educación en 2017 en el caso de los niveles inferiores a la educación superior y un 66% en la educación terciaria.

Fuente: Elaborado por Eurydice España-Red Española de Información sobre la Educación (Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Ministerio de Educación y Formación Profesional) a partir de Education at a Glance 2019: OECD Indicators.

El gasto anual, tanto público como privado, por alumno de los centros educativos es el resultado de dividir el gasto total en educación entre el número total de alumnos en España. Este gasto por alumno, expresado en porcentaje del PIB per cápita, refleja el esfuerzo realizado por el país en relación con su nivel de desarrollo.

sistema educativo de japón

Las universidades públicas suelen cobrar a los estudiantes menos del coste total de la educación, utilizando fondos del gobierno estatal y local y otras fuentes para cubrir la diferencia. Esta subvención indirecta es una de las mayores formas de ayuda en el sistema de educación superior de Estados Unidos, pero es menos comprendida en la comunidad política que las becas y los préstamos, que se proporcionan directamente a los estudiantes en cantidades visibles, lo que facilita su análisis. Los investigadores y los periodistas intentan comprender estas subvenciones indirectas a través de aproximaciones como el gasto por estudiante o las asignaciones estatales por estudiante. Estos sencillos análisis han llevado a muchos a concluir que las subvenciones indirectas en las universidades públicas favorecen a los estudiantes de familias acomodadas. Sin embargo, ninguna de estas medidas proporciona información precisa sobre la subvención que recibe un estudiante porque no tienen en cuenta la matrícula que pagan los estudiantes.

La combinación de datos de múltiples fuentes nos permite explorar la relación entre el gasto universitario en educación y lo que sus estudiantes pagan en concepto de matrícula, estimando con mayor precisión las subvenciones medias que reciben los estudiantes de las universidades públicas de cuatro años. Utilizamos estas estimaciones para examinar cómo difieren las subvenciones en función de los ingresos de las familias y descubrimos que las subvenciones para los gastos de educación en realidad disminuyen por término medio a medida que aumentan los ingresos de los estudiantes y de las familias.

financiación de la educación de la unesco

Las escuelas públicas de los Estados Unidos de América imparten educación básica desde el jardín de infancia hasta el duodécimo grado. Es gratuita para los alumnos y los padres, pero se paga con los impuestos de los propietarios y con los impuestos generales recaudados por el gobierno federal. Esta educación es obligatoria para los estados. Al completar esta escolarización básica, se obtiene un diploma de bachillerato como certificación de habilidades básicas para los empleadores[1].

Los impuestos locales sobre la propiedad proporcionan la mayor parte de la financiación de la escuela pública y ésta varía en función de la riqueza relativa de cada barrio. Una financiación reducida puede limitar las asignaturas optativas disponibles o los cursos de nivel avanzado. El sistema de educación pública proporciona las clases necesarias para obtener un Desarrollo Educativo General (GED) y obtener un trabajo o proseguir con la educación superior[2] El sistema educativo puede considerar innecesarios los cursos de nivel superior, por lo que omite estos cursos del plan de estudios de la escuela pública. A pesar de obtener un diploma, la educación de los estudiantes puede ser limitante, y la mayor parte de la población desfavorecida incluye a aquellos que se encuentran en una ciudad o barrio de bajos ingresos. Las minorías raciales y étnicas conforman principalmente esta población. Como habla Kozol en su libro, Racial Inequality, la infraestructura escolar y los barrios circundantes son un factor importante en la asignación de fondos. Con frecuencia, los alumnos abandonan los estudios por falta de apoyo de los padres o del profesorado[3].

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos