¿cuando estoy obligado a informar sobre los préstamos obtenidos donaciones y premios recibidos?

¿cuando estoy obligado a informar sobre los préstamos obtenidos donaciones y premios recibidos?

Normas de la comisión de beneficencia sobre donaciones

La mayoría de las organizaciones sin ánimo de lucro dependen de las donaciones de otras empresas y del público en general para alcanzar sus objetivos. Éstas se presentan en forma de bienes tangibles y servicios personales (colectivamente, regalos no financieros), que se denominan contribuciones en especie.

El registro de estas donaciones no monetarias permite a una organización sin ánimo de lucro presentar con precisión los tipos y el valor de las contribuciones que recibe para apoyar su misión. Aunque las donaciones en especie son una importante fuente de apoyo para muchas organizaciones sin ánimo de lucro, registrarlas y declararlas adecuadamente puede plantear algunos retos únicos.

Si un voluntario o un grupo de voluntarios crea o aumenta el valor de un activo, puede considerarse una donación en especie a una organización sin ánimo de lucro, por ejemplo, un grupo de voluntarios que trabaja en la construcción de una casa para familias con bajos ingresos.

Otros servicios que ciertamente pueden considerarse donaciones en especie a una organización sin ánimo de lucro son el uso gratuito o con descuento de un espacio de oficina o de reunión y los servicios administrativos gratuitos, como las copias o la impresión. Otros ejemplos son los servicios de restauración con descuento o gratuitos y una oferta especial de servicios públicos.

Cómo registrar las donaciones recibidas en la contabilidad

El Comité de Comercio de la Cámara de Representantes ha pedido a la Comisión que estudie la viabilidad de dos propuestas relacionadas que figuran en proyectos de ley presentados por el representante Paul Gillmor. Se adjuntan copias de los proyectos de ley, H.R. 944 y H.R. 945 (abajo).

La H.R. 945 exigiría a las empresas públicas que permitieran a sus accionistas decidir, cada año, qué organizaciones benéficas deberían recibir contribuciones de la empresa y el importe de las mismas. Cada accionista podría votar sobre el modo en que la empresa debería distribuir la parte proporcional del accionista (basada en el porcentaje de acciones que posee) de los fondos que cada empresa destina a contribuciones benéficas. En virtud de la ley H.R. 945, la dirección de la empresa conservaría el derecho a realizar contribuciones adicionales, aunque la ley H.R. 944 exigiría la divulgación de todas las contribuciones, ya sean dirigidas por la dirección o por los accionistas.

El Congreso ha pedido a la Comisión que evalúe la viabilidad de cada una de las propuestas legislativas y analice los costes y beneficios de imponer los requisitos. Agradeceríamos cualquier comentario al respecto:

Procedimientos para identificar y verificar a los donantes

¿Recuerda el adagio «Es mejor dar que recibir»? Con una planificación adecuada, es posible hacer ambas cosas al mismo tiempo. Sus objetivos financieros pueden incluir la donación a las causas más importantes para usted. Al planificar, estas estrategias pueden ayudarle a conseguir el mayor impacto posible y, al mismo tiempo, obtener un ahorro fiscal.

Las ventajas fiscales de una contribución benéfica dependen, por lo general, de tres factores: el destinatario (sólo las donaciones a organizaciones benéficas cualificadas son deducibles), la forma en que se estructura la donación y el tipo de propiedad que se elige para donar. Los distintos tipos de donaciones de bienes -ya sean en efectivo, activos empresariales o inversiones- ofrecen diferentes ventajas e inconvenientes fiscales:

Las donaciones en efectivo son sencillas, pero como ya se ha dicho, asegúrese de guardar un recibo de la organización benéfica o un registro bancario (como un cheque cancelado o un extracto) para justificar su donación en efectivo, por pequeña que sea.

Puede donar casi cualquier artículo, incluida la ropa vieja, los enseres domésticos o los vehículos. Las donaciones de ropa usada y artículos domésticos deben estar en «buen» estado de uso o mejor, según las normas fiscales del IRS. Si la propiedad no está relacionada con la misión de la organización benéfica, puede deducir la cantidad que pagó por la propiedad o el valor razonable actual de la propiedad, lo que sea menor. Si los bienes están relacionados con la misión de la organización benéfica -ropa vieja donada al Ejército de Salvación, por ejemplo- suelen ser totalmente deducibles en función de su valor razonable actual. Algunas organizaciones benéficas proporcionan orientación sobre el valor, pero en última instancia es usted quien debe determinar el valor a efectos fiscales.

Contabilización de las donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro

No. Una organización benéfica sólo puede emitir un recibo de donación cuando recibe una donación. Uno de los criterios de la donación es que debe haber una transferencia voluntaria de propiedad. Cuando un propietario proporciona un alquiler gratuito, no se ha transferido ninguna propiedad a la organización benéfica, por lo que el alquiler gratuito no puede considerarse un regalo.

Sin embargo, una organización benéfica puede pagar un alquiler a un propietario y aceptar posteriormente el pago de la totalidad o parte del alquiler como un regalo, siempre que sea voluntario. La organización benéfica debe tener documentos que demuestren que se han producido las dos transacciones siguientes:

La organización benéfica también puede emitir un recibo al arrendador si éste decide perdonar la deuda de alquiler de la organización benéfica. La organización benéfica debe tener un contrato de arrendamiento que muestre el alquiler que tiene que pagar y un documento del propietario que muestre que éste ha decidido hacer una donación a la organización benéfica en lugar de recibir el pago del alquiler. Vea el ejemplo.

Una organización benéfica también puede alquilar una multipropiedad al propietario y aceptar posteriormente una parte o la totalidad del alquiler como donación, siempre que la donación sea voluntaria. La organización benéfica debe disponer de documentos que demuestren que se han realizado estas dos transacciones por separado:

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos