¿cuánto tiempo dura la incapacidad permanente total?

¿cuánto tiempo dura la incapacidad permanente total?

Prestaciones por incapacidad permanente total

La incapacidad permanente total (DPT) es una condición en la que un individuo ya no puede trabajar debido a las lesiones. La incapacidad permanente total, también llamada incapacidad total permanente, se aplica a los casos en los que el individuo puede no volver a trabajar nunca más.

La incapacidad permanente total puede implicar la pérdida del uso de las extremidades de un individuo, y las lesiones impiden que el asegurado pueda trabajar en la misma capacidad que tenía antes de la lesión. Si el asegurado se jubila o deja de trabajar por cualquier motivo que no sea la lesión, la cobertura puede interrumpirse. Si esto ocurre, puede retirar los fondos de una cuenta Roth IRA sin penalización si su cuenta tiene al menos cinco años de antigüedad.

Las compañías de seguros clasifican la incapacidad en función de la cantidad de trabajo que un individuo es capaz de realizar. Las incapacidades temporales impiden que una persona trabaje a tiempo completo (lo que se denomina incapacidad parcial temporal) o en absoluto durante un periodo de tiempo (lo que se denomina incapacidad total temporal). Las incapacidades permanentes impiden que una persona pueda trabajar a tiempo completo durante el resto de su vida, lo que se denomina incapacidad parcial permanente, mientras que la incapacidad permanente total significa que la persona no volverá a trabajar nunca más.

Qué se considera incapacidad total y permanente

Le acaban de aprobar las prestaciones por incapacidad de la Seguridad Social y por fin ha soltado un largo suspiro de alivio. Probablemente haya pasado por el calvario de una apelación a la Seguridad Social por incapacidad y no podría estar más contento de que el proceso haya terminado por fin. La pregunta que se hace ahora es, probablemente, si seguirá recibiendo esos pagos de la Seguridad Social por incapacidad de forma indefinida, o si se detendrán en algún momento en el futuro. La respuesta no es la misma para todos los beneficiarios de la Seguridad Social por incapacidad.

Cuando se le conceden las prestaciones por incapacidad de la Seguridad Social, su caso se clasifica en una de las tres categorías siguientes: mejora médica esperada (MIE), mejora médica posible (MIP) o mejora médica no esperada (MINE). En cuál de estas categorías se encuadra su caso en particular depende de cuándo recibirá las revisiones de elegibilidad continua y de cuánto tiempo continuarán sus beneficios de incapacidad del Seguro Social.

Si su caso está etiquetado como MIE, significa que la SSA espera que su condición mejore y se le dará una revisión de elegibilidad continua en aproximadamente seis a dieciocho meses. Si durante esa revisión se determina que su estado ha mejorado y que puede volver a trabajar, se suspenderán sus prestaciones. Si su estado no ha mejorado en el momento de la revisión, sus pagos por incapacidad de la Seguridad Social continuarán y recibirá otra revisión en otros seis a dieciocho meses.

Indemnización por incapacidad permanente total

Las prestaciones por incapacidad permanente están diseñadas para ayudar a reemplazar los salarios perdidos si una lesión deja a un empleado con un impedimento permanente y el empleado no puede o es menos capaz de trabajar después de la lesión.      Las prestaciones por incapacidad permanente son pagadas por la compañía de seguros o el empleador autoasegurado y son para reemplazar los salarios perdidos.    Estas prestaciones no las paga la Oficina de Compensación de los Trabajadores de Tennessee.

Las prestaciones por incapacidad parcial permanente (PPD) pueden aplicarse si un empleado conserva una incapacidad permanente debido a una lesión relacionada con el trabajo y es capaz de volver a un trabajo en el mercado abierto.    La prestación asciende al 66 y dos tercios por ciento (66 2/3%) del salario semanal medio del empleado lesionado, sujeto a limitaciones en función de la parte del cuerpo afectada por la lesión laboral (para lesiones anteriores al 1 de julio de 2014), y de la capacidad del empleado para volver a su empleo anterior.

Las prestaciones por incapacidad permanente total (PTD) pueden aplicarse si un empleado no puede volver a ningún puesto de trabajo en el mercado abierto debido a una incapacidad permanente por una lesión relacionada con el trabajo.  Esta prestación se prolonga hasta que el trabajador pueda acogerse a la jubilación por vejez según la ley de la Seguridad Social.

Pagos por incapacidad permanente

Existe una gran variabilidad en el modo en que las leyes estatales de indemnización por accidente de trabajo conceden prestaciones a los trabajadores que sufren una incapacidad parcial permanente. Los enfoques básicos utilizados por los estados pueden clasificarse en cuatro grupos, aunque existen importantes diferencias dentro de cada grupo. Dependiendo del enfoque utilizado, los trabajadores con lesiones similares pueden recibir cantidades de prestaciones sustancialmente diferentes. Dado que la compensación de las incapacidades parciales permanentes suele ser objeto de controversia, las cuestiones en litigio dependerán del enfoque utilizado para determinar las prestaciones. El hecho de que sigan existiendo estas diferencias de enfoque sugiere que los estados no han encontrado una única «mejor práctica» para determinar cuáles deben ser esas prestaciones.

La compensación de los trabajadores es el programa de seguridad social más antiguo del país. Prácticamente no existe un papel federal en los programas estatales de compensación a los trabajadores. Como resultado, esos programas ofrecen una cobertura muy diferente, prestaciones dispares con normas distintas y prácticas administrativas que pueden ser enormemente disímiles. Tal vez la mayor variabilidad se encuentre en la forma en que las jurisdicciones compensan a los trabajadores por la incapacidad permanente, en particular la incapacidad parcial permanente. En este artículo se explican los métodos que utilizan los estados para proporcionar prestaciones a los trabajadores lesionados por incapacidades parciales permanentes en el marco de sus programas de compensación a los trabajadores.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos