¿qué dice la biblia quiénes son los hijos de dios?

¿qué dice la biblia quiénes son los hijos de dios?

¿qué significa ser hijo de dios?

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Porque no habéis recibido el espíritu de esclavitud para caer en el miedo, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción como hijos, por el que clamamos: «¡Abba! Padre!» El Espíritu mismo da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios, y si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, con tal de que suframos con él para ser también glorificados con él.

Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, así también ahora, no sólo como en mi presencia, sino mucho más en mi ausencia, ocupaos de vuestra propia salvación con temor y temblor, porque es Dios quien obra en vosotros, tanto para querer como para obrar por su buena voluntad. Hacedlo todo sin rechistar ni cuestionar, para que seáis irreprochables e inocentes, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación torcida y retorcida, en medio de la cual brilláis como luces en el mundo, aferrados a la palabra de vida, para que en el día de Cristo pueda estar orgulloso de no haber corrido en vano ni haber trabajado en vano.

soy un hijo de dios verso de la biblia kjv

«‘Dejad que los niños vengan a mí’, dijo Jesús. No se lo prohibáis, porque el reino de los cielos es de gente como estos niños»: Los niños heredarán la tierra por su inocencia y autenticidad.

«No tengo mayor alegría que ésta: oír que mis hijos viven según la verdad»: Un padre pasa toda su vida esperando que sus hijos aprendan a ser veraces y a creer en cosas que están más allá de ellos, el Señor tiene la misma esperanza.

«Antes de crearte en el vientre te conocí; antes de que nacieras te aparté; te hice profeta de las naciones». La buena noticia: Mientras que un niño puede sentir que no se conoce a sí mismo o su propósito, Dios lo sabe todo, y por lo tanto, no hay nada que temer.

«Mis huesos no se ocultaron de ti cuando me estaban armando en un lugar secreto, cuando me estaban tejiendo en las partes profundas de la tierra. Tus ojos vieron mi embrión, y en tu pergamino estaba escrito cada día que se estaba formando para mí, antes de que ninguno de ellos hubiera ocurrido todavía.» La buena noticia: Hay un plan global para cada hombre, mujer y niño. Eso es todo lo que necesitas saber en esta vida.

filipenses 4

«En aquel tiempo se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: «¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?» Y llamando a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: «En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos». Y llamando a un niño, lo puso en medio de ellos y les dijo: «En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. «

«Estos mandamientos que os doy hoy deben estar en vuestros corazones. Imprimidlos a vuestros hijos. Hablad de ellos cuando os sentéis en casa y cuando vayáis por el camino, cuando os acostéis y cuando os levantéis.»

«No se te ocultó mi estructura cuando fui hecho en el lugar secreto, cuando fui tejido en las profundidades de la tierra. Tus ojos vieron mi cuerpo no formado; todos los días ordenados para mí estaban escritos en tu libro antes de que uno de ellos llegara a ser.»

«Hijos, obedeced a vuestros padres porque sois del Señor, pues esto es lo correcto. ‘Honra a tu padre y a tu madre’. Este es el primer mandamiento con una promesa: Si honras a tu padre y a tu madre, ‘Las cosas te irán bien y tendrás una larga vida en la tierra’. «

eres un hijo de dios verso salmo 139

Al criar hijos piadosos, use la Palabra de Dios y no trate de enseñar a los niños sin ella, lo cual sólo los llevará a la rebeldía. Dios conoce a los niños y sabe lo que hay que hacer para educarlos bien. Los padres van a preparar a sus hijos para seguir a Cristo o para seguir al mundo.

Ellos serán fascinados por Jesucristo. Ama a tus hijos y ten cuidado de seguir las instrucciones de Dios, que incluyen enseñarles Su Palabra, disciplinarlos por amor, no provocarlos, orar con ellos y ser un buen ejemplo.

2.  Deuteronomio 6:5-9 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Toma en serio estas palabras que te doy hoy. Repítelas a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en casa o fuera, cuando te acuestes o te levantes. Escríbelas, y átalas en tu muñeca, y llévalas como diadema como recordatorio. Escríbelas en los marcos de las puertas de vuestras casas y en las verjas.

3.  Deuteronomio 4:9-10 «Pero ¡cuidado! Ten cuidado de no olvidar nunca lo que tú mismo has visto. No dejes que estos recuerdos se escapen de tu mente mientras vivas. Y asegúrate de transmitirlos a tus hijos y nietos. Nunca olvides el día en que estuviste ante el Señor, tu Dios, en el monte Sinaí, donde me dijo: Convoca al pueblo ante mí, y yo los instruiré personalmente. Entonces aprenderán a temerme mientras vivan, y enseñarán a sus hijos a temerme también».

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos