¿cómo alimentar a un gato de 15 días de nacido?

¿cómo alimentar a un gato de 15 días de nacido?

Cómo evitar que un gatito recién nacido muera

Este recurso ofrece instrucciones para el cuidado de gatitos alimentados con biberón («bebés de biberón»), gatitos muy jóvenes que han sido abandonados o han quedado huérfanos. Incluye información sobre la alimentación, el destete, los cuidados médicos, los hitos del desarrollo y mucho más.

Por su seguridad, los bebés de biberón deben mantenerse en un transportín cuando no se les alimente o cuide. Los gatitos deben mantenerse calientes. Utiliza una almohadilla térmica diseñada y aprobada para mascotas (como un calentador de cama para mascotas K&H o Snugglesafe), envuelta en dos o tres capas de toallas. La capa superior de la cama también puede ser una manta de vellón suave en lugar de una toalla. Asegúrate de que el transportín es lo suficientemente grande para que los gatitos tengan una zona para alejarse de la almohadilla térmica si tienen demasiado calor. Los gatitos necesitarán la almohadilla térmica hasta las 3 ó 4 semanas de edad.

Cubra el transportín con una toalla o manta y manténgalo en una habitación cálida y sin corrientes de aire, alejado de otros animales. Compruebe varias veces al día si la ropa de cama está sucia. La ropa de cama debe cambiarse al menos una vez al día, y más a menudo si los gatitos la ensucian.

Qué alimentar a los gatitos de 4 semanas

Durante la temporada alta de gatitos, en primavera y verano, no es raro descubrir un nido de gatitos desatendidos o un solo gatito aparentemente abandonado por la madre. ¿Quieres ayudar, verdad? Antes de lanzarte al rescate, ten en cuenta estas recomendaciones.

Es posible que te encuentres con los gatitos mientras la madre está buscando comida o los está trasladando a otro lugar. Intenta determinar si la madre vuelve a por ellos o si son realmente huérfanos.

Para ello, sitúese lejos de los gatitos, a unos 10 metros o más. Si te pones demasiado cerca, la madre no se acercará a sus gatitos. Es posible que tenga que alejarse por completo antes de que la gata madre vuelva a atender a los gatitos. Pueden pasar varias horas antes de que la gata madre regrese, hasta que deje de percibir la presencia de los humanos cerca de su camada.

Si tienes que irte antes de que la gata madre vuelva, evalúa cuidadosamente si los gatitos están en peligro inmediato: ¿está lloviendo o nevando? ¿Hay perros o animales salvajes que puedan dañar a los gatitos sueltos en el barrio? ¿Hay niños o adultos en el vecindario que puedan hacer daño a los gatitos? ¿Están los gatitos en una zona con mucho tráfico de personas o coches?

Qué alimentar a un gatito a las 3 semanas de vida

Este recurso ofrece instrucciones para el cuidado de gatitos alimentados con biberón («bebés de biberón»), gatitos muy jóvenes que han sido abandonados o se han quedado huérfanos. Incluye información sobre la alimentación, el destete, los cuidados médicos, los hitos del desarrollo y mucho más.

Por su seguridad, los bebés de biberón deben mantenerse en un transportín cuando no se les alimente o cuide. Los gatitos deben mantenerse calientes. Utiliza una almohadilla térmica diseñada y aprobada para mascotas (como un calentador de cama para mascotas K&H o Snugglesafe), envuelta en dos o tres capas de toallas. La capa superior de la cama también puede ser una manta de vellón suave en lugar de una toalla. Asegúrate de que el transportín es lo suficientemente grande para que los gatitos tengan una zona para alejarse de la almohadilla térmica si tienen demasiado calor. Los gatitos necesitarán la almohadilla térmica hasta las 3 ó 4 semanas de edad.

Cubra el transportín con una toalla o manta y manténgalo en una habitación cálida y sin corrientes de aire, alejado de otros animales. Compruebe varias veces al día si la ropa de cama está sucia. La ropa de cama debe cambiarse al menos una vez al día, y más a menudo si los gatitos la ensucian.

Reemplazo de leche para gatitos

Este recurso ofrece instrucciones para el cuidado de gatitos alimentados con biberón («bebés de biberón»), gatitos muy jóvenes que han sido abandonados o han quedado huérfanos. Incluye información sobre la alimentación, el destete, los cuidados médicos, los hitos del desarrollo y mucho más.

Por su seguridad, los bebés de biberón deben mantenerse en un transportín cuando no se les alimente o cuide. Los gatitos deben mantenerse calientes. Utiliza una almohadilla térmica diseñada y aprobada para mascotas (como un calentador de cama para mascotas K&H o Snugglesafe), envuelta en dos o tres capas de toallas. La capa superior de la cama también puede ser una manta de vellón suave en lugar de una toalla. Asegúrate de que el transportín es lo suficientemente grande para que los gatitos tengan una zona para alejarse de la almohadilla térmica si tienen demasiado calor. Los gatitos necesitarán la almohadilla térmica hasta las 3 ó 4 semanas de edad.

Cubra el transportín con una toalla o manta y manténgalo en una habitación cálida y sin corrientes de aire, alejado de otros animales. Compruebe varias veces al día si la ropa de cama está sucia. La ropa de cama debe cambiarse al menos una vez al día, y más a menudo si los gatitos la ensucian.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos