¿cómo saber si mi perro tiene un problema estomacal?

¿cómo saber si mi perro tiene un problema estomacal?

¿cómo saber si mi perro tiene un problema estomacal?

olmo resbaladizo

Cuando su perro tiene una intolerancia alimentaria, esto significa que no es capaz de digerir correctamente un ingrediente de su comida. Esto provoca trastornos gastrointestinales como vómitos, aumento de la flatulencia y diarrea. La intolerancia alimentaria es un problema bastante común, ya que 1 de cada 3 perros sufre trastornos digestivos. Aunque no se trata de una afección grave, puede causar molestias a su perro, por lo que es mejor acudir al veterinario en cuanto se observen los síntomas.

A diferencia de las alergias alimentarias, que son reacciones inmunitarias a las proteínas que generalmente se manifiestan en la piel, las intolerancias alimentarias en los perros suelen aparecer como problemas estomacales. Sin embargo, como algunos de los síntomas pueden solaparse, si su perro tiene sensibilidad cutánea o estomacal, debe llevarlo a un veterinario de Greencross, que podrá diagnosticar qué dolencia está afectando a su perro y aconsejarle el tratamiento correcto.

Los perros pueden tener una variedad de reacciones adversas a los alimentos. A menudo, todas ellas se atribuyen incorrectamente a las alergias alimentarias, pero ésta es sólo una de las formas que pueden adoptar las reacciones adversas a los alimentos. Todos los demás tipos de reacciones negativas a los alimentos que no implican al sistema inmunitario se conocen como intolerancias alimentarias.

qué dar a un perro para el malestar estomacal y los vómitos

Los perros son conocidos por su capacidad para hacer comestible casi cualquier cosa. Aunque no siempre acaba bien para su sistema digestivo. Por eso no es raro que un perro sufra problemas relacionados con el estómago.

La indigestión en los perros puede estar relacionada con problemas de salud graves. Sin embargo, es más frecuente que se deba a una simple intoxicación alimentaria, a una intolerancia o alergia a los alimentos o a la ingesta de algo que no deberían. Ayude a su perro a superar los desagradables síntomas y a combatir los problemas estomacales antes o durante el tratamiento veterinario.

Como en el caso de cualquier problema de salud de su mascota, acuda siempre a su veterinario de confianza para que le proporcione el tratamiento y los cuidados adecuados. Dicho esto, cuando se trata de una indigestión, incluso los veterinarios recomiendan dietas restringidas, una hidratación adecuada y, a veces, remedios naturales antes, durante y después de la terapia con medicamentos.

Ya que están expuestos a peligros en la casa, como productos de limpieza, sustancias químicas y pequeños objetos. Todos ellos pueden ser ingeridos fácilmente por los perros y les provocan molestias estomacales. Las intoxicaciones alimentarias y químicas son totalmente tratables. Y con el tiempo, con los cuidados adecuados, el sistema digestivo puede combatir el problema y curarse.

manzanilla

Con la combinación adecuada de vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos complejos, nuestros perros pueden disfrutar de un sistema inmunitario más robusto, un pelaje más brillante, más energía y toda una serie de otros beneficios esenciales para la salud.

Aunque mucha gente puede pensar que puede tratar a sus perros como si fueran basureros, ofreciéndoles todo tipo de golosinas, restos de mesa y otros alimentos, es una mala idea, porque puede provocar rápida y fácilmente graves problemas digestivos en el estómago.

Muchos propietarios bienintencionados ni siquiera se dan cuenta de que las malas elecciones nutricionales que han hecho para estos perros son la razón por la que su perro presenta problemas estomacales regulares, incluyendo síntomas como náuseas, vómitos, diarrea u otros problemas más acuciantes.

El diagnóstico y el tratamiento de los problemas digestivos de un perro deben llevarse a cabo con gran cuidado, pero también con urgencia, ya que no buscar asistencia médica sólo aumentará la gravedad de los síntomas y prolongará el sufrimiento del perro.

Este artículo explica cómo identificar y tratar 7 de los problemas estomacales más comunes en los perros, ofreciéndole toda la información que necesita para proporcionar a su perro una alimentación sana, segura y solidaria.

sello de oro

Una de las experiencias más duras para casi cualquier propietario de una mascota es cuando su cachorro está claramente angustiado o incómodo. El problema radica en el hecho de que es obvio que algo sucede, pero su perro no puede comunicar exactamente lo que siente. En lugar de ello, hay que estar atento a sus acciones y a los cambios en los patrones de comportamiento para poder reunir las pistas y averiguar qué es lo que ocurre, en la mayoría de los casos.

Cuando se trata de una indigestión canina o de problemas gástricos, los síntomas desagradables suelen ser demasiado evidentes. Y aunque todas las razas caninas son susceptibles de padecer problemas estomacales de vez en cuando, hay signos a los que debe prestar atención que indican un problema gástrico más grave.

Dado que la dieta de su perro es relativamente poco variada, es fácil olvidar que, al igual que los humanos, son susceptibles de padecer problemas gástricos. La mayoría de las personas asumen incorrectamente que los perros tienen un sistema digestivo mucho más duro y robusto. Esto es comprensible, sobre todo si se recuerda que el canino no está tan alejado de sus predecesores los lobos. Entre otros factores, la domesticación y los años de cría genética selectiva han ido sensibilizando el estómago del perro medio.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos