¿qué pasa si le das yogur a un gato?

¿qué pasa si le das yogur a un gato?

Yogur para gatos con antibióticos

Ya que estamos en el tema del bajo contenido en grasas, puede que tu gatito atigrado esté a dieta y te sientas culpable por privarle de ella. Tal vez tu gatito se está convirtiendo en gato, pero sigue queriendo leche aunque cada vez es más intolerante a la lactosa.

Esto puede ser triste para un gato cuya infancia estuvo marcada por platos de leche o crema para lamer. El gato puede ver la leche como una especie de alimento reconfortante y sentirse atraído por su olor y sabor, aunque ya no sea saludable para él.

El yogur natural, sin azúcar, podría ser algo bueno para dar a un gatito en crecimiento que quiere leche pero no puede tomarla. Aunque se trata de un producto lácteo, las bacterias naturales de los cultivos vivos, concretamente Streptococcus thermophiles y Lactobacillus bulgaricus, descompondrán la lactosa en el ácido láctico a través del proceso de fermentación.

El yogur natural, sin azúcar, no sólo es seguro para su gato, sino que puede ser beneficioso. El magnesio ayudará a su gato a absorber otros nutrientes como el fósforo, la vitamina C, el potasio, el calcio y el sodio. También ayuda a mantener una presión arterial saludable. El calcio fortalece los huesos, los dientes y los músculos. También ayuda a la coagulación de la sangre y a la función nerviosa.

Plátano

Efectivamente, sabes que no es recomendable dar leche a un gato, pero ¿qué pasa con los productos lácteos como el requesón o el yogur? ¿El yogur es bien tolerado por el organismo del gato? ¿Es el yogur uno de los alimentos prohibidos para los gatos? ¿Podemos integrar los yogures en la dieta diaria de un gato sin riesgo para su salud? Y si podemos, ¿qué tipo de yogur podemos dar a un gato?

Todos sabemos que no se debe dar leche a un gato adulto porque su organismo no tolera bien la lactosa. Ver mi artículo ¿Podemos dar leche a un gato? Efectivamente, la lactosa que contiene la leche provoca problemas digestivos en algunos gatos.

Sí, pero en pequeñas cantidades. De hecho, el yogur es uno de los productos lácteos mejor tolerados por los gatos. De hecho, los productos lácteos fermentados como el yogur contienen bacterias que favorecen la digestión. En particular, favorecen la descomposición de la lactosa en ácido láctico, que es mejor tolerado por los gatos que la lactosa pura. Además, el yogur es una fuente de calcio, lo que es bueno para los gatos.Anuncios

En general, a los gatos les encanta, pero hay que limitar su consumo de yogur. De hecho, puedes dar a tu gato yogur en pequeñas cantidades. De 1 a 2 cucharaditas o un fondo del bote de yogur al día es suficiente en una dieta equilibrada y de placer.

El mejor yogur para gatos

Ya que estamos en el tema del bajo contenido en grasas, puede que tu gatito atigrado esté a dieta y te sientas culpable por privarle de ella. Tal vez tu gatito se está convirtiendo en gato, pero sigue queriendo leche aunque cada vez es más intolerante a la lactosa.

Esto puede ser triste para un gato cuya infancia estuvo marcada por platos de leche o crema para lamer. El gato puede ver la leche como una especie de alimento reconfortante y sentirse atraído por su olor y sabor, aunque ya no sea saludable para él.

El yogur natural, sin azúcar, podría ser algo bueno para dar a un gatito en crecimiento que quiere leche pero no puede tomarla. Aunque se trata de un producto lácteo, las bacterias naturales de los cultivos vivos, concretamente Streptococcus thermophiles y Lactobacillus bulgaricus, descompondrán la lactosa en el ácido láctico a través del proceso de fermentación.

El yogur natural, sin azúcar, no sólo es seguro para su gato, sino que puede ser beneficioso. El magnesio ayudará a su gato a absorber otros nutrientes como el fósforo, la vitamina C, el potasio, el calcio y el sodio. También ayuda a mantener una presión arterial saludable. El calcio fortalece los huesos, los dientes y los músculos. También ayuda a la coagulación de la sangre y a la función nerviosa.

Fresa

Tiene una microbiología natural, que tiene la capacidad de descomponer la lactosa cuando los gatos hacen la digestión. Además, la abundante microflora beneficiosa del yogur puede favorecer los problemas digestivos de los gatos, sobre todo cuando se tragan el pelo.

Los gatos sólo deben comer yogur sin azúcar ni otros sabores. Los tipos de yogur sápido contienen mucho azúcar y conservantes. Esto no es bueno para el organismo de los gatos. La primera vez que alimente a su gato con yogur, sólo déle un poco para observar si tiene alguna reacción nociva, ¡especialmente si su gato tuvo antes señales indigestas a los productos lácteos!

Los gatos no pueden digerir el azúcar porque no tienen la enzima amilasa. No desean el azúcar porque sus lenguas no tienen un sensor exacto para darse cuenta del dulzor. No debe alimentar a su gato con ningún tipo de azúcar.

Nota: Los alimentos con ingredientes lácteos son ricos en calcio. Por lo tanto, para los gatos que tienen cálculos renales, los propietarios deberían alimentarlos sólo a veces con queso y yogur, ya que la cantidad de calcio contribuirá a la formación de cálculos renales.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos