¿qué responsabilidades se obtienen con una mascota?

¿qué responsabilidades se obtienen con una mascota?

cómo enseñan los perros a ser responsables

El nivel de compañía y devoción que se puede obtener de un amigo peludo o emplumado no se parece a nada que pueda conseguirse en otro lugar. Tener un animal de compañía puede proporcionarle años de experiencias gratificantes, pero tener una mascota también es un trabajo duro. Hay muchas responsabilidades importantes que tienes que estar dispuesto a asumir por el privilegio del amor de tu mascota.

Por desgracia, no todo el mundo entiende las responsabilidades de tener una mascota antes de lanzarse a ello. Es importante que sepa lo que implica tener una mascota antes de adoptarla. He aquí algunas consideraciones clave…

Tener una mascota es un compromiso para toda la vida del animal. Demasiadas personas se lanzan a tener una mascota, para luego devolverla al refugio o regalarla cuando se dan cuenta de que no pueden estar a la altura de los cuidados que necesita. Sepa que va a cuidar de una vida, y que esa vida depende de usted para su supervivencia y felicidad.

Las mascotas, en su mayoría, no son autosuficientes. Tendrás que alimentarlas, bañarlas, satisfacer sus necesidades de afecto y compañía y cuidarlas cuando estén enfermas o mueran. A pesar de lo maravilloso y gratificante que es tener una mascota, no todo es diversión y juego. Tener una mascota es un compromiso serio.

tabla de responsabilidades de las mascotas

Tener una mascota tiene muchos beneficios. Las mascotas enseñan a los niños valiosas lecciones de vida como la responsabilidad, la confianza, la compasión, el respeto y la paciencia. Aunque las mascotas ofrecen muchos beneficios a los niños, éstos también tienen mucho que ofrecer a la mascota de su familia. Tanto los niños como las mascotas disfrutan de los juegos con mucha energía, así como de tener un compañero de mimos durante la siesta.

Si su hijo le pide una mascota, hable con él sobre la responsabilidad y la permanencia de la misma. Cuando la «novedad» desaparezca o el cachorro/gatito se haga mayor, ¿querrá seguir cuidando del animal? ¿Han expresado un deseo constante de tener un animal de compañía y entienden que necesitará cuidados diarios, además del tiempo de juego?

Establezca y discuta con antelación cuáles serán las responsabilidades de su hijo con la mascota. Recuerde que, por muy comprometidos que estén en el momento de adquirir una mascota, tendrá que considerarse a sí mismo como el plan de respaldo en caso de que no puedan o no quieran seguir cuidando de la mascota.

Una de las principales razones, y una importante habilidad para la vida, para tener una mascota es enseñar responsabilidad. Las mascotas necesitan comida, agua y amor. Muchas, algunas más que otras, requieren ejercicio. También requieren aseo (el cepillado desarrolla los grandes músculos del brazo) y tiempo de baño (pasear al perro desarrolla los grandes músculos de las piernas de tu hijo y es bueno para el desarrollo de su corazón, cerebro y pulmones).

cómo las mascotas enseñan a ser responsables

Muchos padres adoptan una mascota tras ceder a la presión de los niños y a sus promesas de cuidar del animal. Sin embargo, la realidad suele ser diferente: los niños pronto olvidan sus promesas y se dedican a jugar con la mascota mientras la responsabilidad de cuidarla recae casi por completo en los hombros de sus padres.

Lo cierto es que, en sí mismas, las mascotas no hacen a los niños más responsables. Sin embargo, el reparto de las tareas asociadas al cuidado de su mascota es una importante herramienta educativa que puede ayudar a desarrollar el sentido de la responsabilidad en el niño, mejorando su paciencia y autoestima y ayudándole a entender y respetar el hecho de que otros individuos también necesitan ser alimentados, cuidados y queridos.

Hasta los 3 años, los niños no distinguen las mascotas de los juguetes. A esta edad, los niños no participarán en el cuidado de las mascotas, pero los padres pueden empezar a intentar enseñarles a respetar al animal, aunque, dada su etapa de desarrollo, los niños no entenderán el significado del respeto hasta años después.

10 responsabilidades del dueño de una mascota

Tener una mascota es similar a tener un hijo, es decir, como dueño de una mascota, eres totalmente responsable de su bienestar. Si trabaja ocho horas al día, considere la posibilidad de contratar a una niñera, o entrene a su mascota para que permanezca en una jaula mientras usted no está. Dar a las mascotas una rutina específica les ayudará a mantenerse confiados y contentos. Las mascotas tienen necesidades diarias específicas y si las satisfacen, serán más felices y confiarán más en ellas, lo que reforzará el vínculo entre usted y su animal.

A medida que cambia el clima, el espacio vital de su mascota requerirá ajustes, especialmente para aquellas mascotas y propietarios que viven en lugares con inviernos muy fríos o veranos muy cálidos. Durante la temporada de lluvias, debe proporcionarse un refugio adecuado a las mascotas que permanezcan en el exterior, ofreciéndoles un lugar seco para dormir y comer. En lugares muy fríos, las mascotas con pelo más corto necesitarán mantas o algún tipo de jersey para mantenerse calientes. Si una mascota tiene el pelo muy corto, es muy recomendable mantenerla dentro de casa. También hay que comprobar a diario que el plato de agua de una mascota de exterior no se haya congelado. En climas cálidos, las mascotas de pelo largo deben ser vigiladas de cerca para evitar el sobrecalentamiento. Para mantener frescas a las mascotas de exterior en los meses más cálidos, considere la posibilidad de afeitarles el pelo o darles una pequeña piscina para que se refresquen.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos