¿cómo es la epi?

¿cómo es la epi?

Imágenes de secreción de epi

En algunos casos, se desconoce la causa de la infección que provoca la EPI. Estos casos pueden ser el resultado de bacterias normalmente inofensivas que se encuentran en la vagina. A veces, estas bacterias pueden traspasar el cuello uterino y llegar a los órganos reproductores.

Cuando el médico te examine, buscará sensibilidad en la región pélvica y un flujo vaginal anormal. El médico o la enfermera suelen realizar un examen interno suave que puede resultar un poco incómodo.

El médico suele tomar muestras del interior de la vagina y el cuello uterino. Los hisopos se enviarán al laboratorio para tratar de identificar el tipo de bacteria que causa la infección. Sin embargo, no se puede confiar en la prueba del hisopo para diagnosticar la EPI, ya que algunas mujeres con EPI tienen un resultado negativo en el hisopo.

Acude siempre a tu médico o enfermera si crees que puedes tener una EPI, ya que cuanto antes te traten, mejor. Si recibes tratamiento, asegúrate siempre de tomar todos los antibióticos y de terminar el tratamiento completo.

Cómo hacerse la prueba de la epi

La enfermedad inflamatoria pélvica o EPI es una infección del aparato reproductor de la mujer. Puede afectar al útero, las trompas de Falopio y los ovarios. El tejido cicatricial crece entre los órganos internos, lo que provoca un dolor pélvico continuo. También puede provocar un embarazo ectópico. Esto ocurre cuando el óvulo fecundado crece fuera del útero. Si no se trata, la EPI puede provocar una infección crónica. Además, es posible que no puedas quedarte embarazada.

Las bacterias causan la EPI. A menudo son el mismo tipo de bacterias que causan las enfermedades de transmisión sexual (ETS). La EPI también puede desarrollarse si las bacterias viajan a través de la vagina y el cuello uterino por el uso de un dispositivo intrauterino (DIU).

Maria Trent y su equipo entienden cómo las mujeres contraen la enfermedad inflamatoria pélvica, que aumenta el riesgo de otras ETS. Proporcionan atención clínica a domicilio para ayudar a las jóvenes a completar los tratamientos de la enfermedad y prevenir futuros episodios de infección.

Epi sin ets

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) no tratadas pueden causar la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una afección grave, en las mujeres. 1 de cada 8 mujeres con antecedentes de EPI tiene dificultades para quedarse embarazada. Puedes prevenir la EPI si sabes cómo protegerte.

La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección de los órganos reproductores de la mujer. Es una complicación causada a menudo por algunas ETS, como la clamidia y la gonorrea. Otras infecciones que no se transmiten sexualmente también pueden causar la EPI.

No existen pruebas para detectar la EPI. El diagnóstico suele basarse en una combinación de la historia clínica, la exploración física y los resultados de otras pruebas. Es posible que no se dé cuenta de que tiene una EPI porque sus síntomas pueden ser leves o no experimentar ningún síntoma. Sin embargo, si tiene síntomas, puede notar

Sí, si la EPI se diagnostica a tiempo, puede tratarse. Sin embargo, el tratamiento no deshará ningún daño que ya se haya producido en tu sistema reproductivo. Cuanto más tiempo esperes para recibir tratamiento, más probabilidades tendrás de sufrir complicaciones derivadas de la EPI. Mientras se toman los antibióticos, los síntomas pueden desaparecer antes de que se cure la infección. Aunque los síntomas desaparezcan, debes terminar de tomar todos los medicamentos. Asegúrate de decírselo a tu(s) reciente(s) pareja(s) sexual(es), para que también se hagan las pruebas y reciban tratamiento para las ETS. También es muy importante que tanto tú como tu pareja terminéis el tratamiento antes de mantener cualquier tipo de relación sexual, para que no os reinfectéis mutuamente.

¿cuánto tiempo tarda en desarrollarse la epi?

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección de los órganos reproductores de la mujer. En 2013, unas 88.000 mujeres de entre 15 y 44 años en Estados Unidos fueron diagnosticadas de EPI.1 La EPI suele estar causada por una infección de transmisión sexual (ITS). Si no se trata, la EPI puede causar problemas para quedarse embarazada, problemas durante el embarazo y dolor pélvico a largo plazo.

Una mujer puede contraer la EPI si las bacterias ascienden desde la vagina o el cuello uterino hasta los órganos reproductores. Hay muchos tipos diferentes de bacterias que pueden causar la EPI. La mayoría de las veces, la EPI está causada por la infección de dos ITS comunes: la gonorrea y la clamidia. El número de mujeres con EPI ha disminuido en los últimos años. Esto puede deberse a que cada vez más mujeres se someten a pruebas regulares de clamidia y gonorrea.5

También se puede contraer la EPI sin tener una ITS. Las bacterias normales de la vagina pueden desplazarse hasta los órganos reproductores de la mujer y, en ocasiones, pueden provocar una EPI. A veces las bacterias se desplazan hasta los órganos reproductores de la mujer debido a las duchas vaginales. No te hagas duchas vaginales. Ningún médico o enfermera recomienda las duchas vaginales.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos