¿cómo saber si tengo disfunción eréctil?

¿cómo saber si tengo disfunción eréctil?

Sencillo truco para curar la ed

La disfunción eréctil física se produce a lo largo de un periodo de meses o años, y suele ser una pérdida gradual de la función. Si las erecciones siguen produciéndose espontáneamente por la noche o por la mañana, el problema puede ser psicológico.

La disfunción eréctil puede deberse a:    Diagnóstico de la causa de la disfunción eréctil continua Si tiene una disfunción eréctil continua, hágala investigar por un médico. Aunque la disfunción eréctil ocasional es normal, la disfunción eréctil continua puede ser un síntoma de una enfermedad física grave.

Su médico puede investigar a fondo cualquier problema continuo para comprobar si hay alguna causa médica subyacente que también pueda necesitar tratamiento. Esto puede incluir enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, diabetes, presión arterial alta o colesterol alto.    Las pruebas pueden determinar si el flujo sanguíneo del pene está afectado. Los análisis de sangre también pueden ayudar a determinar si los problemas hormonales, como el bajo nivel de testosterona, están causando la disfunción eréctil.

Una vez que averigüe si su disfunción eréctil tiene una causa física o psicológica, podrá recibir el tratamiento adecuado. Tratamiento de la disfunción eréctil Existen muchos tratamientos para la disfunción eréctil. Entre ellos se encuentran:    El primer enfoque es tratar la causa subyacente si se identifica una. Si no se encuentra una causa subyacente, se utilizan tratamientos para restaurar directamente la función eréctil.

La edad de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil, es decir, la incapacidad de conseguir y mantener una erección lo suficientemente firme para mantener relaciones sexuales, puede ser una señal de alerta temprana de problemas cardíacos actuales o futuros. Asimismo, si padece una enfermedad cardíaca, recibir el tratamiento adecuado podría ayudarle con la disfunción eréctil. Comprenda la relación y lo que puede hacer al respecto.

En el pasado, se creía que la acumulación de placas en las arterias del cuerpo (aterosclerosis) era la razón por la que la disfunción eréctil solía preceder a los problemas cardíacos. La idea era que la acumulación de placas reduce el flujo sanguíneo en el pene, dificultando la erección.

Sin embargo, los expertos creen ahora que la disfunción eréctil que precede a los problemas cardíacos se debe más a menudo a la disfunción del revestimiento interior de los vasos sanguíneos (endotelio) y del músculo liso. La disfunción del endotelio provoca un suministro inadecuado de sangre al corazón y una alteración del flujo sanguíneo al pene, y contribuye al desarrollo de la aterosclerosis.

La disfunción eréctil no siempre indica un problema cardíaco subyacente. Sin embargo, las investigaciones sugieren que los hombres con disfunción eréctil que no tienen una causa obvia, como un traumatismo, y que no presentan síntomas de problemas cardíacos deben someterse a una prueba de detección de enfermedades cardíacas antes de iniciar cualquier tratamiento.

Ejercicios para la disfunción eréctil

Durante la excitación sexual, los nervios liberan sustancias químicas que aumentan el flujo sanguíneo en el pene. La sangre fluye hacia dos cámaras de erección en el pene, formadas por tejido muscular esponjoso (el cuerpo cavernoso). Las cámaras del cuerpo cavernoso no son huecas.

Durante la erección, los tejidos esponjosos se relajan y atrapan la sangre. La presión de la sangre en las cámaras hace que el pene se reafirme, provocando una erección. Cuando un hombre tiene un orgasmo, un segundo conjunto de señales nerviosas llega al pene y hace que los tejidos musculares del pene se contraigan y la sangre se libere de nuevo en la circulación del hombre y la erección baje.

Cuando no se está excitado sexualmente, el pene está blando y flácido. Los hombres pueden notar que el tamaño del pene varía con el calor, el frío o la preocupación; esto es normal y refleja el equilibrio de la sangre que entra y sale del pene.

Con la disfunción eréctil (DE), es difícil conseguir o mantener una erección lo suficientemente firme para mantener relaciones sexuales. Cuando la disfunción eréctil se convierte en un problema rutinario y molesto, su médico de cabecera o un urólogo pueden ayudarle.La disfunción eréctil puede ser un importante signo de advertencia de enfermedad cardiovascular que indica que se están produciendo obstrucciones en el sistema vascular del hombre. Algunos estudios han demostrado que los hombres con disfunción eréctil corren un riesgo importante de sufrir un ataque al corazón, un derrame cerebral o problemas circulatorios en las piernas. La disfunción eréctil también provoca: Si la disfunción eréctil está afectando al bienestar de un hombre o a sus relaciones, debe tratarse. El tratamiento tiene como objetivo arreglar o mejorar la función eréctil, ayudar a la salud circulatoria y ayudar a la calidad de vida del hombre.Actualizado en junio de 2018

Disfunción eréctil repentina

Skip to Main Content¿Preocupada por su falta de interés u otros cambios en su rendimiento? Los momentos de intimidad que comparte con el hombre de su vida son importantes para su vínculo y, potencialmente, para su salud. Esto se debe a que, dependiendo de lo observador que sea él con respecto a su cuerpo, usted puede ser la primera en detectar cambios en su virilidad y en su funcionamiento.

Si su deseo sexual ha disminuido, o si nota que va al baño con más frecuencia, que está ganando peso o que tiene otros cambios en su físico, como el aumento de los pechos, puede tener problemas de salud no diagnosticados. Hay una serie de problemas de salud sexual y reproductiva que pueden aparecer a cualquier edad.

Las estadísticas muestran que los hombres estadounidenses son menos propensos que las mujeres a acudir al médico para someterse a revisiones periódicas. Dado que las mujeres toman el 80% de las decisiones en materia de salud, su influencia es realmente importante. Puede que haya que insistir (ojo: no se trata de regañar) para que se programe esa cita, pero puede ser exactamente lo que él necesita que hagas por él, y por su salud.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos