¿qué son las fibras tipo 1 y 2?

¿qué son las fibras tipo 1 y 2?

Psyllium

Los tipos de fibras musculares pueden dividirse en dos tipos principales: fibras musculares de contracción lenta (tipo I) y fibras musculares de contracción rápida (tipo II)[1] Las fibras de tipo II pueden dividirse posteriormente en dos tipos: el tipo IIA, que se denomina «glucolítico oxidativo de contracción rápida», y el tipo IIX, que se denomina «glucolítico de contracción rápida». Las fibras de contracción lenta se denominan «oxidativas de contracción lenta». Las fibras de tipo I se caracterizan por una baja producción de fuerza/potencia/velocidad y una alta resistencia, las fibras de tipo IIX se caracterizan por una alta producción de fuerza/potencia/velocidad y una baja resistencia, mientras que las de tipo IIA se sitúan entre ambas[2].

Artículo principal: Fibra muscular de tipo I La fibra muscular de tipo I también se conoce como fibras oxidativas de contracción lenta[2]. Los tipos de fibras musculares pueden dividirse en dos tipos principales: fibras musculares de contracción lenta (tipo I) y fibras musculares de contracción rápida (tipo II)[1] Las fibras de tipo I se utilizan en ejercicios de baja intensidad, como el trabajo de resistencia muy ligero destinado a la resistencia muscular, y en actividades aeróbicas de larga duración, como las carreras de 5K y 10K[3] Las fibras de tipo I se identifican por sus tiempos de contracción lentos y su alta resistencia a la fatiga. Estructuralmente, tienen una motoneurona y un diámetro de fibra pequeños, una alta densidad mitocondrial y capilar, y un alto contenido de mioglobina. Las fibras ST también tienen un bajo suministro de fosfato de creatina, un bajo contenido de glucógeno y un alto almacén de triglicéridos (la forma almacenada de grasa). Las fibras ST contienen pocas de las enzimas implicadas en la glucólisis, pero contienen muchas de las enzimas implicadas en las vías oxidativas (ciclo de Krebs, cadena de transporte de electrones)[4].

Yute

¿Eres mejor corredor de velocidad o de distancia? ¿Puedes ser bueno en ambos? Mucha gente cree que tener fibras musculares de contracción rápida o lenta puede determinar en qué deportes destacan los atletas y cómo responden al entrenamiento.

El músculo esquelético está formado por haces de fibras musculares individuales llamadas miocitos. Cada miocito contiene muchas miofibrillas, que son hebras de proteínas (actina y miosina) que pueden agarrarse entre sí y tirar. Esto acorta el músculo y provoca su contracción.

En general, se acepta que los tipos de fibras musculares pueden dividirse en dos tipos principales: fibras musculares de contracción lenta (tipo I) y fibras musculares de contracción rápida (tipo II).  Las fibras de contracción rápida pueden clasificarse además en fibras de tipo IIa y de tipo IIb.

Estas distinciones parecen influir en la forma en que los músculos responden al entrenamiento y a la actividad física, y cada tipo de fibra es único en su capacidad de contraerse de una manera determinada. Los músculos humanos contienen una mezcla genéticamente determinada de tipos de fibras lentas y rápidas.

Las fibras musculares de contracción lenta son más eficientes a la hora de utilizar el oxígeno para generar más trifosfato de adenosina (ATP) como combustible para las contracciones musculares continuas y prolongadas durante mucho tiempo. Se disparan más lentamente que las fibras de contracción rápida y pueden permanecer mucho tiempo antes de fatigarse.

3 tipos de fibras musculares

Cuando nuestros músculos se contraen, nuestro cuerpo se mueve en el espacio y el tiempo. Cuando nuestros músculos se contraen, nuestro cuerpo se mantiene caliente. Cuando nuestros músculos se contraen, nuestro cuerpo es bombeado con más sangre rica en nutrientes. Cuando nuestros músculos se contraen, la vida sucede.

Echemos un vistazo a la anatomía del esqueleto y a cómo funciona todo. A nivel macroscópico, nuestros músculos no son más que densos haces de tejido fibroso envueltos en un tejido conectivo llamado fascia. Pero cuando echamos un vistazo más profundo a la anatomía de nuestros músculos nos damos cuenta de que nuestros músculos tienen capas (como Shrek… Los ogros son como las cebollas, tienen capas).

Empezando por la capa más externa, todo el músculo está rodeado de epimisio (si ves -misio estamos hablando de fascia). Si profundizamos un poco más, vemos que todo el músculo está formado por fascículos que están envueltos en perimisio. Yendo aún más profundo, los fascículos contienen varias fibras musculares o células musculares envueltas en endomisio. Y por último, pero no menos importante, en el nivel más microscópico, nuestras fibras musculares contienen miofibrillas, que es donde se produce la contracción.

Almidón resistente

A menudo oímos hablar de las diferentes fibras musculares y de cómo afectan a nuestra vida diaria y/o a nuestra forma física y rendimiento. Descripciones como fibras de contracción rápida y lenta o fibras rojas y blancas se lanzan por ahí, pero la mayoría de nosotros no entendemos lo que significan. Este artículo explora las diferencias entre los tipos de fibras musculares, cómo afectan al rendimiento y los conceptos sobre cómo entrenarlas mejor.

La carne blanca y oscura de un pollo es una discusión común. Muchos prefieren la carne clara porque es más magra y se considera más saludable. Otros prefieren la carne oscura porque es más grasa y más sabrosa. Otro ejemplo sería la diferencia entre los colores del atún y la tilapia. El atún tiene una presentación grasa y oscura, ya que estos peces nadan grandes distancias, de forma constante, durante largos periodos de tiempo. La tilapia no recorre distancias y generalmente se mueve en ráfagas rápidas para capturar presas o escapar de los depredadores. Su carne es más escamosa y menos aceitosa en comparación con la del atún. Estas son las diferencias visuales, y de sabor, entre los tipos de fibras musculares basadas en lo que ocurre en el tejido.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos