¿qué tan bueno es ser positivo?

¿qué tan bueno es ser positivo?

Beneficios científicamente probados del pensamiento positivo

¿Qué hay en tu lista? Lo más probable es que hayas incluido cosas como feliz, triste, emocionado, enfadado, temeroso, agradecido, orgulloso, asustado, confundido, estresado, relajado, asombrado. Ahora clasifica tu lista en dos categorías: emociones positivas y emociones negativas.

Sentir emociones positivas y negativas es una parte natural del ser humano. Podemos utilizar la palabra «negativo» para describir las emociones más difíciles, pero eso no significa que esas emociones sean malas o que no debamos tenerlas. Aun así, la mayoría de las personas probablemente preferirían sentir una emoción positiva que una negativa. Es probable que prefiera sentirse feliz en lugar de triste, o confiado en lugar de inseguro.

Las emociones negativas nos advierten de las amenazas o los retos a los que debemos enfrentarnos. Por ejemplo, el miedo puede alertarnos de un posible peligro. Es una señal de que podemos necesitar protegernos. Los sentimientos de enfado nos advierten de que alguien nos está pisando, cruzando un límite o violando nuestra confianza. El enfado puede ser una señal de que quizá tengamos que actuar por nuestra cuenta.

Las emociones negativas centran nuestra atención. Nos ayudan a centrarnos en un problema para poder afrontarlo. Pero un exceso de emociones negativas puede hacernos sentir abrumados, ansiosos, agotados o estresados. Cuando las emociones negativas están desequilibradas, los problemas pueden parecer demasiado grandes para manejarlos.

Efectos del pensamiento positivo

Cuando aprovechas el poder de la positividad, es increíble el impacto que tiene en tu vida. Hace que merezca la pena vivir cada momento y que merezca la pena alcanzar cada objetivo. Al pensar en positivo, no puedes evitar ser optimista, incluso cuando todo el mundo a tu alrededor se siente miserable. Como resultado, te sientes más feliz, menos deprimido y más satisfecho con tu vida. Los beneficios del pensamiento positivo son enormes. Entonces, ¿cómo se puede entrenar el cerebro para que piense en positivo?

¿No está seguro de si es usted un «nelly» negativo? Haz este test de bienestar, que no sólo te da una puntuación en «positividad», sino que puede ayudarte a identificar las otras habilidades que más pueden ayudarte a mejorar tu felicidad y bienestar. Si eres alguien que necesita trabajar su positividad, sigue leyendo.

¿Sabías que puedes aumentar tu positividad simplemente memorizando listas de palabras positivas? Así es. Es porque cuando obligas a tu cerebro a utilizar palabras positivas con frecuencia, haces que estas palabras (y su significado básico) sean más accesibles, estén más conectadas y se activen más fácilmente en tu cerebro. Así, cuando vas a recuperar una palabra o una idea de tu memoria, las positivas pueden aparecer más fácilmente.

Estudios científicos sobre el pensamiento positivo

Seguro que alguna vez alguien te ha dicho que «mires el lado bueno» o que «veas el vaso medio lleno». Es muy probable que las personas que hacen estos comentarios sean pensadores positivos. Los investigadores están encontrando cada vez más pruebas que apuntan a los muchos beneficios del optimismo y el pensamiento positivo.

Estos hallazgos sugieren que los pensadores positivos no sólo están más sanos y menos estresados, sino que también tienen un mayor bienestar general. Según la investigadora de psicología positiva Suzanne Segerstrom, «los contratiempos son inherentes a casi todas las actividades humanas que merecen la pena, y varios estudios demuestran que los optimistas son, en general, más sanos tanto psicológica como fisiológicamente».

Cuando se enfrentan a situaciones estresantes, los pensadores positivos las afrontan con más eficacia que los pesimistas. En lugar de pensar en sus frustraciones o en las cosas que no pueden cambiar, diseñan un plan de acción y piden ayuda y consejo a los demás.

En un estudio, los investigadores descubrieron que la activación de las áreas cerebrales asociadas a las emociones negativas provocaba una respuesta inmunitaria más débil a la vacuna de la gripe. Los investigadores Segerstrom y Sephton descubrieron que las personas que se mostraban optimistas sobre una parte específica e importante de sus vidas, como lo bien que les iba en la escuela, mostraban una respuesta inmunitaria más fuerte que los que tenían una visión más negativa de la situación.

10 beneficios del pensamiento positivo

Es probable que alguna vez alguien te haya dicho que «sólo seas positivo» o «que mires el lado bueno». Y aunque puede que tengan buenas intenciones, como te dirá cualquiera que se haya visto sorprendido por una ruptura, que haya cuidado de un familiar enfermo o que haya sido despedido del trabajo, eso es a menudo un escenario más fácil de decir que de hacer.Pero aquí está la cosa: ser una persona positiva puede tener menos que ver con mantenerse positivo todo el tiempo y más con tener una respuesta resiliente (por no mencionar realista). «La definición más útil de ser positivo es tener esperanza y confianza en la capacidad de uno para manejar lo que es difícil, junto con recordar que nada es totalmente negativo todo el tiempo», explica Jo Eckler, PsyD, una terapeuta con sede en Austin y autora de I Can’t Fix You-Because You’re Not Broken.

En cambio, ella define la positividad como la capacidad de identificar tomas más soleadas o momentos de alivio de las situaciones negativas, lo que a su vez puede impactar no solo en tu calidad de vida (los estudios han demostrado que los individuos optimistas tienden a tener una mejor salud mental y física), sino también posiblemente en tu longevidad. De hecho, un estudio publicado en 2019 encontró que las personas con los niveles más altos de optimismo tenían una vida 11 a 15 por ciento más larga en promedio que aquellos que practicaban poco pensamiento positivo. ¿Y aún mejor? Si eres naturalmente propenso a los pensamientos cínicos, no todo está perdido. Hay un montón de técnicas de pensamiento positivo que pueden ayudarle a entrenar su cerebro para tener una perspectiva más brillante. A continuación, pedimos a varios expertos en salud mental y psicólogos que compartieran sus mejores estrategias para ser más positivo -desde recitar una afirmación motivadora, hasta pasar tiempo al aire libre y practicar la gratitud-, todo lo cual también puede hacerte más feliz, más sano y más seguro de ti mismo.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos