¿qué tipo de música se escucha en la musicoterapia?

¿qué tipo de música se escucha en la musicoterapia?

investigación en musicoterapia

MusicoterapiaEl poder de la música por Louis Gallait. Un hermano y una hermana descansan ante una vieja tumba. El hermano intenta consolar a su hermana tocando el violín, y ella ha caído en un profundo sueño, «ajena a toda pena, mental y física».ICD-9-CM93.84MeSHD009147[editar en Wikidata]

La musicoterapia, una profesión aliada de la salud, «es el uso clínico y basado en la evidencia de las intervenciones musicales para lograr objetivos individualizados dentro de una relación terapéutica por un profesional acreditado que ha completado un programa de musicoterapia aprobado.»[1]

Algunas prácticas comunes de musicoterapia incluyen el trabajo de desarrollo (comunicación, habilidades motoras, etc.) con individuos con necesidades especiales, la composición de canciones y la escucha en la reminiscencia, el trabajo de orientación con los ancianos, el trabajo de procesamiento y relajación, y el arrastre rítmico para la rehabilitación física en los supervivientes de accidentes cerebrovasculares. La musicoterapia se utiliza en hospitales médicos, centros oncológicos, escuelas, programas de recuperación de alcohol y drogas, hospitales psiquiátricos, residencias de ancianos y centros penitenciarios[1].

musicoterapia para la depresión

Las Directrices de la AMTA para la escucha de música tienen por objeto orientar a las personas que se dedican a la escucha regular de música, o que ayudan a otras personas a hacerlo, con el fin de satisfacer sus necesidades fisiológicas, psicológicas, comunicativas, de comportamiento, educativas y/o de bienestar. Las recomendaciones que figuran a continuación deben utilizarse siempre en consulta con el equipo de salud del oyente, que incluye, entre otros, a médicos, psicólogos, psiquiatras, consejeros, audiólogos y musicoterapeutas.

Es importante tener en cuenta la diferencia entre la escucha musical personalizada (PML), la escucha musical de fondo (BML), la escucha musical de ocio (LML) y la escucha musical (ML). A los efectos de este documento:

La investigación y la experiencia nos muestran que la música puede provocar una amplia gama de emociones, recuerdos y pensamientos. Incluso dentro de una misma canción, la música puede provocar sonrisas y felicidad en un minuto y lágrimas y tristeza o ira y agitación en el siguiente.    Es importante estar preparado para reconocer y apoyar, u obtener apoyo, cualquier emoción y/o recuerdo significativo que surja de las experiencias de la LMP. A continuación encontrará recomendaciones para apoyar de forma segura y eficaz la LMP:

beneficios de la musicoterapia pdf

Los musicoterapeutas están formados en áreas que les dotan de habilidades para valorar, tratar y evaluar a individuos de distintas edades, orígenes y necesidades. Para lograr objetivos específicos en una sesión de musicoterapia, los musicoterapeutas prepararán intervenciones dentro de una de las cuatro amplias categorías de intervención, que incluyen la receptiva, la recreación, la improvisación y la composición/canción. Estos métodos, combinados con la fijación de objetivos individualizados, hacen que los musicoterapeutas estén especializados y sean únicos respecto a otras disciplinas musicales.

Dependiendo de las necesidades de un individuo o grupo, un musicoterapeuta determinará qué tipo de intervención será más eficaz. A continuación se ofrece una visión general de los cuatro métodos diferentes, así como de los fundamentos de la facilitación.

Receptivo: El cliente escucha la música y responde a la experiencia en silencio, verbalmente o con otra modalidad (por ejemplo, arte o danza). La música utilizada puede ser en directo o una grabación. Algunos tipos de enfoques receptivos pueden incluir la relajación asistida por música, así como el uso de música e imágenes. Los objetivos pueden abarcar varias áreas, entre ellas

musicoterapia para la ansiedad

La musicoterapia es un enfoque terapéutico que utiliza la música para ayudar a fomentar la salud y el bienestar. Puede consistir en hacer música, cantar, bailar, escuchar música o hablar de música. Se ha utilizado en adultos, niños e incluso bebés. La musicoterapia no suele utilizarse por sí sola para tratar enfermedades, sino como terapia alternativa que forma parte de un plan de tratamiento más amplio.

La musicoterapia es proporcionada por un terapeuta acreditado que también ha completado un programa de musicoterapia aprobado. En la actualidad, hay más de 9.000 musicoterapeutas acreditados en Estados Unidos y en el extranjero.

La idea de que la música es curativa existe desde hace siglos, pero a finales del siglo XVIII comenzó a explorarse como herramienta terapéutica. En la década de 1940, la musicoterapia empezó a desarrollarse como campo clínico y se crearon los primeros programas universitarios de musicoterapia.

La terapia de sonido suele realizarse en la práctica privada o como parte de un plan de tratamiento complementario y alternativo, mientras que la musicoterapia puede utilizarse en hospitales, centros de tratamiento o en la práctica privada como parte de la atención estándar.

Acerca del autor

Josue Llorente

Soy Josue Llorente, tengo 25 años y soy licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid con experiencia en medios tradicionales y digitales. Me apasiona el periodismo en esta nueva era y su evolución en el medio digital.

Ver todos los artículos